16 jun. 2014

El Ultimo Capitán



El Coronel Atarés ingresó en julio de 1980 en la Academia General Militar (AGM) de Zaragoza con la XL Promoción, donde pasó cinco años de su vida preparándose para el desempeño de su carrera profesional.

Transcurre su último año de Cadete en Candanchú dedicado al Curso de Montaña en la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales. No toda la promoción realizaba esta especialización. Desde esa toma de contacto con la Infantería de Montaña se creará un binomio casi inseparable que no es otro que su amor por ese medio y su sentido del deber. A los pocos meses de obtener el despacho de Teniente de Infantería, su padre, el General de la Guardia Civil, Juan Atarés Peña, es cobardemente asesinado por terroristas de ETA en la puerta de su domicilio en Pamplona.

Como dice su hoja de servicios, la montaña es el medio donde mejor se desenvuelve y a donde vuelve cada vez que su carrera profesional le separa del medio blanco. Su primer destino como Teniente fue el Batallón de Cazadores de Alta Montaña Gravelinas 25, acuartelado en Sabiñanigo (Huesca); y después llegó a la Compañía de Esquiadores y Escaladores 51, con sede en Aizoain (Navarra).

Tras su ascenso a Capitán se pone al mando de su 1ª Compañía en La Seu d’Urgell (Lérida), base del RCZM Arapiles 62; posteriormente pasa por el Regimiento Tercio Viejo de Sicilia 67 de San Sebastián, encuadrado por aquella época en las Tropas de Montaña. Es destinado como Capitán de Cadetes a la AGM, donde está un año, pero en 1992 solicita la vacante para mandar su antigua Compañía de Esquiadores y Escaladores 51 de Aizoain, hasta su disolución en el año 1995.

Mandando la Compañía de Esquiadores Escaladores 51, durante el acto de cierre del Cuartel Marques de Estella.
Pasa por el Batallón de Infantería Ligera La Palma, en la Islas Canarias. De 1996 a 1998 realiza el Curso de Estado Mayor, donde se gradúa como 1º de la 96 Promoción del ET y su Majestad Juan Carlos I le impone la faja azul.

Ya como Comandante, vuelve a la Brigada de Cazadores de Montaña, a su Cuartel General en Huesca y con la citada unidad toma parte en la misiones internacionales de Albania y Kosovo.

En 2003 asiste al Curso de Estado Mayor del Ejército belga en Bruselas, donde se ponen a prueba su inglés y francés, los cuales domina. Su ascenso a Teniente Coronel lo devuelven a la docencia en la AGM, al mando del Batallón de Cadetes, siendo el director del Departamento de Instrucción y Adiestramiento. Como indica el propio Coronel, su inquietud le lleva Estrasburgo, al Cuartel General del Cuerpo de Ejército Europeo, a la sección de Planes y Operaciones.

Como integrante del Eurocuerpo, junto con su Cuartel General, se traslada a Kabul (Afganistán), donde se encuentra el Cuartel General Conjunto a nivel operacional IJC. Atarés se encuadra en la Sección de Operaciones Futuras del Mando Regional Sur, donde pone en práctica todo lo aprendido años atrás y califica la misión como una experiencia de vital importancia.

Su ascenso a Coronel en el año 2012 le coge en pleno vuelo de regreso de Afganistán y al llegar recibe la feliz noticia. Mandará el Regimiento América 66, coincidiendo con su 250º aniversario, siendo uno de los punteros del Ejército Español. Todo un orgullo y responsabilidad que recibe con gran agrado.

El Coronel Atarés con algunos de los Suboficiales del RCZM América 66 y que también sirvieron a sus ordenes en la Cia. EE. EE. 51.

“Hace ya años, un 30 de junio de 1995, formaba en este mismo patio al frente de los últimos componentes de la desaparecida Compañía de Esquiadores Escaladores 51.

Aquel día, el Regimiento América proporcionó a aquella inolvidable pequeña gran unidad el último de sus continuos apoyos, formando junto a nosotros y ofreciéndonos su más preciado tesoro: Su gloriosa y laureada bandera para que con un último beso pudiéramos certificar el adiós de la compañía.

Hoy, una fría línea en el Boletín Oficial de Defensa, ha puesto en mis manos aquella misma bandera y es tan grande la emoción que siento y tan enorme el privilegio, que es de justicia que mis primeras palabras sean de agradecimiento, tratando de hacer de ellas mi mejor carta de presentación.”  

Palabras del Coronel Atarés en la toma de mando del Regimiento América 66.





Semblanza biográfica realizada por D. Gustavo Galarreta para la revista FDS en un articulo dedicado al 250 aniversario del Regimiento América.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, si deseas contactar, indica una cuenta de correo electrónico, u otro medio, gracias.